“No Se Brilla Sin Oscuridad”

Estoy segura que has escuchado la frase “No se brilla sin oscuridad”, yo, miles de veces y por más que me hacía sentido hoy quise profundizar más en ella.

¿Qué pasaría si te dijera que la única manera de encontrar tu luz es habitando tu oscuridad?

Son justamente esos momentos desafiantes, llenos de incertidumbre y hasta dolorosos los que nos permite conectarnos con nosotros y reevaluar la manera en que estamos siendo en la vida.

Sin esos momentos no valoraríamos los buenos, los alegres, los felices, los que nos permiten conectarnos con la gratitud. Y es que vivir es de valientes, vivir con el corazón abierto, haciéndonos responsables de lo que sentimos, de lo que anhelamos, de lo que amamos, de lo que queremos cuidar, empezando por nosotros mismos. ¿Cómo podríamos aprender a descubrir quiénes somos y hasta dónde podemos llegar sin esos momentos?

Si hoy te encuentras en alguna situación de la cual no sabes cómo salir, estoy segura que verás muy pronto tu luz, esa que te guiará hacia lo que es para ti del alma y  no del ego.

A veces luchamos tanto por algo que pensamos que es para nosotros (personas, trabajos, cosas, etc.) que nos cuesta soltarlo y confiar que llegará lo que merecemos. Pero créeme cuando te digo que todo es perfecto y que cada cosa que pasa por ti, pasa para ti, para tu beneficio, para que tu luz sea más fuerte, claro siempre y cuando elijas tomar el aprendizaje y no obviarlo.

Algo que te puede ayudar cuando sientas que no encuentras una salida es conectarte con lo que realmente te importa cuidar hoy, en este momento.

Pregúntate: ¿Qué estoy cuidando con mis acciones? La respuesta te puede ayudar a aclarar la manera en que estás actuando en la vida y puede que incluso descubras que tus acciones no están alineadas con lo que quieres cuidar.

Enfocarnos en lo que realmente nos importa, permite que entremos en el momento presente, permite escuchar nuestras emociones y bajarle un poco el volumen a la ansiedad y a nuestra cabeza. Permite darnos cuenta de qué es eso que debemos “iluminar en nosotros” y ponerle foco, para trabajar en ello.

Agradezcamos nuestra oscuridad porque es la que nos permite revelar nuestra luz.

V.G.

Si te gustó este post te invito a que lo compartas 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s