Destacada

Taller Virtual: “Sanando Mi Historia”

“Sanando Mi Historia

SÁBADO 3 DE OCTUBRE 2020 A LAS 9AM (Hora Perú)

“Un taller para mirar el pasado, traerlo al presente y sanarlo en el Aquí y Ahora”.


Nuestra vida está influenciada por las historias que nos contamos; de dónde venimos, lo que nos pasó, el lugar donde vivimos, etc. Y depende de nosotros cómo las interpretamos. Son esas “interpretaciones”, las que nos van a abrir o cerrar posibilidades en nuestra vida.


“Apropiarse de la historia personal y amarse a sí mismo a través del proceso, es la cosa más valiente que podemos hacer”.

BRENÉ BROWN

¿Qué aprenderás en este taller?

A través de diferentes dinámicas y ejercicios, descubriremos juntas: Una nueva manera de entender y sanar tu historia personal.



¿Y cómo sanamos nuestra historia?

Al entender nuestra historia personal y aceptarla desde el amor y la compasión, nos volvemos protagonistas de nuestra vida y dejamos de ser víctimas de las circunstancias.




“Tu historia personal te pertenece. De aquí en adelante todo dependerá de cómo utilices su contenido. Puede ser una plataforma para que tomes impulso para crecer o puede convertirse en un gran freno para tu desarrollo futuro. ¡Tú decides qué hacer con tu pasado! Aprende a convivir con él y a utilizar positivamente las enseñanzas del mismo”.

DR: Walter Dresel

Destacada

¿Por qué el conocerte te empodera?

Dentro de ti tienes todas las herramientas que necesitas para tomar las riendas de tu vida y sentirte mejor, lo que pasa es que no lo sabes y sigues pensando que la solución está fuera de ti. 

Empoderarte, es ser la mejor versión de ti mism@, conocerte mejor que a nadie y sacar el máximo poder a tus fortalezas. Es quererte así tal y como eres, con lo bueno y lo no tan bueno. Es dedicar tiempo a escucharte, conocerte y a aprender a gestionar tus emociones. Es ser el/ la únic@ dueñ@ de lo que sientes, piensas y haces en tu vida. Es ser el/la capitán(a) de tu barco.

Ahora, nadie dice que el camino del autoconocimiento sea fácil, muchas veces hay que enfrentarnos a heridas y dolores que aún no han sanado y que muchas veces no queremos mirar, creencias limitantes que debemos desaprender, emociones que nos debemos permitir sentir, pero créeme cuando te digo que ser resposable de tu vida y convertirte en protagonista, es lo que te da libertad y autenticidad para Ser Tú.

El autoconocimiento comienza por la auto aceptación. Acéptate y te conocerás mejor.

Erich Fromm

Si te gustaría saber por dónde empezar a conocerte y tomar las riendas de tu vida aquí te dejo unos sencillos pasos para que los pongas en práctica:

  • Aprende a identificar y controlar tus emociones (Controlar no significa no sentir, sino saber cómo actuar ante esa emoción o sentimiento.)
  • Acéptate tal y como eres (Analiza cuáles son tus capacidades y tus limitaciones)
  • Válidate. Reconoce hasta donde has llegado hoy y agradécete por ello.
  • Medita. Pérmitete conocetar con tu interior y esuchar lo que tu alma tiene para decirte.
  • Pide ayuda. Necesitamos de los otros para sanar y aprender de nosotros mismos. Date la oportunidad de vivir un proceso de coaching o acompañamiento para descubrir nuevas cosas de ti.

Y recuerda que:

“Empoderarnos, es ser conscientes del poder que está dentro de nostros, pero no para controlar a otros o a lo que está fuera nuestro, sino lo que está en nuestro interior”.

Venus Goyzueta

Si te gustó esta entrada, te invito a que la compartas 🙂

Venus G.

Destacada

5 CLAVES PARA CONECTAR CON EL AMOR PROPIO

Siempre escuchamos que no hay nada más importante que cultivar el amor propio y que es algo vital para nuestro bienestar…pero ¿cómo lo hacemos?

Para empezar hay que aclarar que el #amorpropio es un estado mental y emocional, ese en el cual nos sentimos bien con nosotros mismos.

Aquí te comparto algunos conceptos para que sepas cómo cultivar y conectar con tu #amorpropio

1. NO TE COMPARES: Uno de los enemigos más grandes que todo ser humano tiene es la comparación. Vivimos comparándonos con otros, aunque muchas veces lo hacemos inconscientemente. Las comparaciones nos quitan energía, nos agobian y lo más importante, nos roban nuestra identidad. Nadie es como tú y eso de por sí ya te hace especial y ¡valios@!. Recuerda que cada persona tiene sus tiempos, sus desafíos y aprendizajes y son únicos. Empieza a poner foco en tus talentos, aptitudes y dones y dales el valor y reconocimiento que se mercen.

2. ACEPTA TUS EMOCIONES: En lugar de luchar contra tus emociones aprende a aceptarlas y a darte el permiso para sentirlas. Observalas sin juzgarlas y con la mente abierta. No hay emociones buenas ni malas, todas forman parte de lo mismo, todas nos hacen humanos.  Es normal tener altibajos y cambios emocionales, esa es la corriente de la vida, permítete fluir con ella.

3. SE AMABLE CONTIGO: La compasión con uno mismo es una práctica que deberíamos tener todos los días. Ser amables con nosotros mismos y tratarnos del mismo modo que lo haríamos con alguien que nos importa y queremos. Te mereces un trato afectuoso contigo mismo, permitirte momentos de descanso sin exigirte constantemente que tu tiempo sea productivo. Pemirtirte hacer algo que te relaje como leer, escuchar música o regalarte unas vacaciones.

4. DI SÍ A LAS COSAS QUE AMAS: Date el permiso de decir sí a las cosas que amas. Atrévete a vivir ese sueño, a practicar ese hobby a compartir tu tiempo con las personas que amas. Deja de atrasar lo que realmente quieres disfrutar. Entiende que la única persona que te puede dar permiso para hacer lo que te gusta eres tú.

5. OLVIDA LOS ERRORES DEL PASADO: Cuando cometemos un error (sobre todo si se trata de un error grave), nos sentimos culpables. Da igual cual haya sido el error: el sentimiento de culpabilidad y arrepentimiento nos persigue adonde quiera que vayamos. La razón por la que nos cuesta tanto superar los errores del pasado, es que intentamos “resolver” los errores que cometimos, con el nivel de consciencia que tenenemos ahora. De nada sirve que te quedes pegado pensando en los “si hubiera”, lo único que tienes es el hoy, el presente, y si no hubieras cometido aquellos errores, no tendrías el nivel de consciencia que tienes hoy gracias a esos aprendizajes. En el momento en que entiendes (de verdad) que no pudiste haber actuado de otra manera porque tu consciencia del pasado no era tu consciencia del presente, habrás dado el paso fundamental para perdonarte.

Si te gusto esta entrada, te invito a que la compartas 🙂 ¡Un abrazo!

Venus G.

Destacada

¿Sabes cómo generar energías positivas?

¡Hola! espero que se encuentren muy bien 😀 Hoy quiero compartir con ustedes un resumen pequeño pero muy útil, sobre cómo generar energías positivas en nuestro día a día y elevar nuestra vibración. Mi fuente de inspiración ha sido el libro “Los 7 Principios De La Felicidad”. He estado practicando diariamente los ejercicios que propone el autor y créanme que me están dando resultado. 🙏⭐

Como ya saben, todo parte de nuestra propia vibración, atraemos lo que vibramos, las energías iguales se atraen. Esto significa que cuando nuestra vibración personal es muy baja, se nos presentan muchos problemas.

¿Pero cómo podemos elevar nuestra vibración para así generar más eventos positivos y fluidez en nuestra vida?

Aquí te propongo e invito a que realices estos ejercicios que te van a permitir atraer a tu vida situaciones y personas que te den más felicidad:

Ejercicio #1: Cuida la palabra

Para generar una mejor vibración personal, en primer lugar deberás ser muy cuidadoso con lo que pronuncias. Evita usar “malas palabras”; ellas tienen una vibración muy baja y afectan tanto al ambiente como a las personas. Puedes utilizarlas una vez como descarga de tu enojo, y eso es válido, el problema se presenta cuando se convierten en tu forma de hablar habitual.

Otras palabras que tienen vibración muy baja, son aquellas que se pronuncian cuando uno se queja o critica a alguien. La palabra tiene poder creador, por lo tanto, cuando nos quejamos de algo, sólo estamos afirmando más el problema.

Evita participar en discusiones o en reuniones donde sólo se hable vanamente. Cuida tu energía verbal y resérvala para decretar aquello que sea importante para ti.

Ejercicio #2: Selecciona las imágenes

Debes hacer un gran esfuerzo para concentrar toda tu atención en las imágenes que sean más positivas para tu evolución. Las imágenes que nos rodean afectan nuestra mente y, además, nuestra vibración personal. Evita mirar imágenes de guerra, crueldad, pobreza, catástrofe, o cualquier otra situación que te haga sentir miedo o inseguridad. Estas imágenes aumentarán la sensación de estar separado de tu Creador y no te conducirán de ninguna manera a tener más paz.

Esto no signfica que debas vivir ausente de lo que sucede en el mundo. Puedes informarte y conocer todas la noticias del momento sin que eso te haga sentir culpable. Lo importante es que aprendas a concentrarte en lo bueno. Sólo eso te ayudará a elevartu energía personal.

Evita leer diarios sensacionalistas, que distorsionan y exageran lo que sucede con la finalidad de vender más. Evita en lo posible, leer noticias escandalosas de la gente famosa. Concéntrate en aquello que sea bueno e importante para ti. Recuerda que las imágenes, van directamente a tu mente subconsciente, desde donde se programa tu mente.

Continuará…

Si te gustó esta entrada, te invito a que la compartas 🙌😊

V.G.

Destacada

¿Te das tiempo para hacer pausas?

Un problema muy común y que le suele pasar en la vida a muchas personas, es el encontrar el equilibrio entre la vida laboral, la vida familiar y el tiempo personal. Pero en la mayoría de los casos, la raíz del asunto está en la incapacidad para priorizar lo realmente importante, especialmente el autocuidado. ¿Te has puesto a pensar cuánto tiempo te dedicas a ti mism@? ¿Te das tiempo para disfrutar de la vida?

Estamos tan acostumbrados a estar de aquí para allá, haciéndonos cargo de la familia, los amigos, el trabajo, etc. Que muchas veces no somos conscientes que dejamos de dedicarnos tiempo a nosotros mism@s.

¿Será que hemos olvidado la importancia de hacer pausas en la vida cotidiana? ¿Habremos olvidado el arte de detenernos?

Podemos creer que rendimos muy bien en nuestro trabajo o proyectos y que estamos logramos nuestros objetivos, pero en el camino, nos olvidamos de cuidar la vida que sostiene todo lo demás.

El origen de la palabra pausa viene del griego (anapausis) remite a “reposo”, “interrupción”, “descanso”. En la antigüedad se entendía la pausa como un hacer creador, como una interrupción sanadora. Específicamente es interrumpir lo que se está haciendo para hacer algo totalmente diferente.

Aprender a hacer pausas en el día a día, es una antigua y sabia costumbre que tiene grandes beneficios; aquí te comparto algunas prácticas diarias para que puedas darte una pausa.

  1. Date un #break de tus responsabilidades.
  2. Abraza la quietud.
  3. Conéctate contigo mismo
  4. Date permiso para no ser “útil”
  5. Conéctate con el arte y la naturaleza
  6. Haz algo “no productivo” (sólo por diversión)
  7. Medita
  8. Aprende a decir que “NO”
  9. Invierte tu tiempo en tus relaciones.
  10. Limita tu tiempo en “Línea”

¡No olvides darte una pausa!

Si te gustó el post, ¡te invito a que lo compartas!

Venus G.

Destacada

El Cuento de La Vaca

La semana pasada, estando en Colombia, volví a escuchar este cuento que años atrás había llegado a mí. Gracias Holman, por recordarme la magia, las sincronías, y sobre todo, gracias por compartir este cuento que llegó nuevamente en el momento perfecto.

Ahora me toca compartirlo con ustedes…

Un maestro paseaba por un bosque con su fiel discípulo, cuando vio a lo lejos un sitio de apariencia pobre y decidió hacer una breve visita al lugar. Durante la caminata le comentó al aprendiz sobre la importancia de realizar visitas, conocer personas y las oportunidades de aprendizaje que se obtienen de esas experiencias.

Llegando al lugar constató la pobreza del sitio: Aquella casucha a medio derrumbarse, que se encontraba en la parte más distante de aquel caserío, debía ser, sin duda alguna, la más pobre de todas.

Sus paredes milagrosamente se sostenían en pie, aunque amenazaban con derribarse en cualquier momento. El improvisado techo dejaba filtrar el agua y la basura y los desperdicios que se acumulaban a su alrededor, daban un aspecto decrépito a la vivienda. Sin embargo, lo más sorprendente de todo, era que en aquella casucha de 10 metros cuadrados pudiesen vivir ocho personas.

Se aproximó al señor, aparentemente el padre de familia y le preguntó: “En este lugar donde no existen posibilidades de trabajo ni puntos de comercio tampoco, ¿cómo hacen para sobrevivir? El señor respondió: “amigo mío, nosotros tenemos una vaca que da varios litros de leche todos los días. Una parte del producto la vendemos o lo cambiamos por otros géneros alimenticios en la ciudad vecina y con la otra parte producimos queso, cuajada, etc., para nuestro consumo. Así es como vamos sobreviviendo.”

El sabio agradeció la información, contempló el lugar por un momento, se despidió y se fue. A mitad de camino, se volvió hacia su discípulo y le ordenó: “Busca la vaca, llévala al precipicio que hay allá enfrente y empújala por el barranco.”

El joven, espantado, miró al maestro y le respondió que la vaca era el único medio de subsistencia de aquella familia. El maestro permaneció en silencio y el discípulo cabizbajo fue a cumplir la orden.

Empujó la vaca por el precipicio y la vio morir. Aquella escena quedó grabada en la memoria de aquel joven durante muchos años.

Un bello día, el joven agobiado por la culpa decidió abandonar todo lo que había aprendido y regresar a aquel lugar. Quería confesar a la familia lo que había sucedido, pedirles perdón y ayudarlos.

Así lo hizo. A medida que se aproximaba al lugar, veía todo muy bonito, árboles floridos, una bonita casa con un coche en la puerta y algunos niños jugando en el jardín. El joven se sintió triste y desesperado imaginando que aquella humilde familia hubiese tenido que vender el terreno para sobrevivir. Aceleró el paso y fue recibido por un hombre muy simpático.

El joven preguntó por la familia que vivía allí hacia unos cuatro años. El señor le respondió que seguían viviendo allí. Espantado, el joven entró corriendo en la casa y confirmó que era la misma familia que visitó hacia algunos años con el maestro.

Elogió el lugar y le preguntó al señor (el dueño de la vaca): “¿Cómo hizo para mejorar este lugar y cambiar de vida?” El señor entusiasmado le respondió: “Nosotros teníamos una vaca que cayó por el precipicio y murió. De ahí en adelante nos vimos en la necesidad de hacer otras cosas y desarrollar otras habilidades que no sabíamos que teníamos. Así alcanzamos el éxito que puedes ver ahora.”

Reflexión:

Hay cosas que nos proporcionan algún beneficio pero que a la larga nos hacen ser dependientes de ellas y no nos dejan avanzar. Nuestro mundo se reduce a lo que la vaca nos brinda. Las vacas pueden ser desde un trabajo, que no nos motiva pero en el que seguimos porque “peor es nada” o “es seguro” o cosas que dependen de nosotros mismos y  que no cambiamos aunque nos gustaría mejorarlas, nos conformamos debido creencias que nos frenan, miedos que nos llevan a acomodarnos, a estancarnos…  

¿Tienes vacas en tu vida? ¿Cuáles son?

Venus Goyzueta

Destacada

EL MIEDO A PERDER

Hace días que vengo reflexionando sobre el miedo a “perder”, a perder lo que tengo, a perder lo conocido, a perder lo seguro, etc. Y es un miedo que no me permite conectarme con el otro lado de la moneda, “la ganancia”… porque en toda pérdida hay una ganancia.

Y reflexionando sobre esto, se me apareció la siguiente pregunta:

¿Cómo puedo soltar el miedo para atreverme a hacer lo que realmente quiero? ¿Cómo puedo conectarme con la certeza de que al perder algo, otra cosa voy a ganar?

Mientras escribo estas líneas, me aparece una sensación de vértigo y adrenalina en el cuerpo que hace mucho no sentía. Me recuerda que estoy viva y que, al otro lado del miedo, está el aprendizaje, la ganancia, el atrevimiento y finalmente la vida que quiero construir.

Les comparto esto porque estoy segura que much@s se ha sentido así al menos una vez en la vida y quiero que sepan que no están sol@s.

El miedo es una emoción natural que nos advierte y protege de algún peligro, haciendo que nos alejemos del estímulo que lo provoca.

¿Pero qué pasa cuando ese estímulo no es real y sólo está en nuestra mente? Ahí es cuando el miedo se convierte en una piedra en el camino y nos aleja de lo que realmente vale la pena, de lo que está allá afuera esperando por nosotros, de nuestra verdadera ganancia.

Al miedo no hay que silenciarlo, sólo hay que ponerlo al costado y avanzar con él, pero finalmente avanzar, atrevernos a dar el salto a lo desconocido y comenzar a luchar por nuestros sueños.

Es en este proceso en el que vamos a ampliar nuestro ser y a descubrir cosas que antes no veíamos y que nos pueden llevar al éxito. Vamos a conocer y conectar con nuevas personas y sobre todo, vamos a vivir experiencias que nos van a dejar grandes aprendizajes que pueden cambiar el resto de nuestra vida.

Así que deseo de todo corazón que te armes de valor y que conectes con la ganancia de tu pérdida, porque créeme que la vida tiene grandes planes para ti…atrévete a escucharlos y a honrarlos.

Si te gustaría saber cuáles son los pasos para enfrentar tus miedos no te pierdas el siguiente post.

¡Un abrazo!

Venus Goyzueta

 

Destacada

Claves para el #AMORPROPIO

Escuchamos casi siempre sobre la importancia del #amorpropio y muchas veces no somos conscientes de lo que significa.

Aquí te comparto algunos ejemplos de cómo puedes cultivar el amor hacia ti mismo.

12 PASOS PARA SER MÁS AMOROSO CONTIGO

1. Si se siente mal, no lo hagas.

2. Di exactamente lo que quieres decir.

3. No seas complaciente.

4. Confía en tu intuición.

5. Nunca hables mal de ti mismo.

6. Nunca dejes de lado tus sueños.

7. No tengas miedo a decir que NO.

8. No tengas miedo a decir que SI.

9. Sé amable contigo mismo.

10. Suelta lo que no puedes controlar.

11. Mantente alejado del drama y la negatividad.

12. Ama.

Si te gustó este post, ¡te invito a que lo compartas!

Venus Goyzueta

Destacada

Cambia tus hábitos sin morir en el intento

Si te propusiste cambiar algún hábito este año y ya estás pensando en desistir, ¡tranquil@! que en este post te voy a dar algunos consejos para no morir en el intento.

5 PASOS PARA CAMBIAR TUS HÁBITOS

  1. Elige un cambio que sea “fácil” para ti. Lo primero que debes hacer es revisar si el cambio de hábito que te has propuesto es real y realizable.
  2. Un paso a la vez. Recuerda que para que realmente suceda un cambio, este debe ser gradual, ningún cambio real sucede de la noche a la mañana, así que conéctate con el mantra “aquí y ahora” y avanza un día a la vez.
  3. flexible. En este punto me parece muy importante mencionar que debes tener la emoción de la compasión contigo muy a la mano. Si recaes en el hábito anterior ¡no te des con palo! Todos podemos fallar, lo importante es seguir adelante conectados con nuestro propósito.
  4. Cambio de conciencia. Para que no pierdas el foco de tu cambio de hábito, conéctate con el bien mayor… pregúntate: ¿De dónde surge el deseo de cambiar mis hábitos? ¿Qué es lo que busco conseguir con este cambio? De esta forma podrás tener muy clara tu motivación y la recompensa detrás de tu esfuerzo. 
  5. Sé específic@. Establece una rutina clara y haz tus metas ultra- específicas: en qué va a consistir ese hábito y cuánto rato te va a llevar. De esta manera puedes medir tus avances y felicitarte por ir alcanzando tus objetivos.

Y finalmente no olvides que lo más importante es DISFRUTAR del proceso.

Venus Goyzueta – Coach Ontológica

Si te gustó este post te invito a que le des like y lo ¡compartas!

Destacada

“No Se Brilla Sin Oscuridad”

Estoy segura que has escuchado la frase “No se brilla sin oscuridad”, yo, miles de veces y por más que me hacía sentido hoy quise profundizar más en ella.

¿Qué pasaría si te dijera que la única manera de encontrar tu luz es habitando tu oscuridad?

Son justamente esos momentos desafiantes, llenos de incertidumbre y hasta dolorosos los que nos permite conectarnos con nosotros y reevaluar la manera en que estamos siendo en la vida.

Sin esos momentos no valoraríamos los buenos, los alegres, los felices, los que nos permiten conectarnos con la gratitud. Y es que vivir es de valientes, vivir con el corazón abierto, haciéndonos responsables de lo que sentimos, de lo que anhelamos, de lo que amamos, de lo que queremos cuidar, empezando por nosotros mismos. ¿Cómo podríamos aprender a descubrir quiénes somos y hasta dónde podemos llegar sin esos momentos?

Si hoy te encuentras en alguna situación de la cual no sabes cómo salir, estoy segura que verás muy pronto tu luz, esa que te guiará hacia lo que es para ti del alma y  no del ego.

A veces luchamos tanto por algo que pensamos que es para nosotros (personas, trabajos, cosas, etc.) que nos cuesta soltarlo y confiar que llegará lo que merecemos. Pero créeme cuando te digo que todo es perfecto y que cada cosa que pasa por ti, pasa para ti, para tu beneficio, para que tu luz sea más fuerte, claro siempre y cuando elijas tomar el aprendizaje y no obviarlo.

Algo que te puede ayudar cuando sientas que no encuentras una salida es conectarte con lo que realmente te importa cuidar hoy, en este momento.

Pregúntate: ¿Qué estoy cuidando con mis acciones? La respuesta te puede ayudar a aclarar la manera en que estás actuando en la vida y puede que incluso descubras que tus acciones no están alineadas con lo que quieres cuidar.

Enfocarnos en lo que realmente nos importa, permite que entremos en el momento presente, permite escuchar nuestras emociones y bajarle un poco el volumen a la ansiedad y a nuestra cabeza. Permite darnos cuenta de qué es eso que debemos “iluminar en nosotros” y ponerle foco, para trabajar en ello.

Agradezcamos nuestra oscuridad porque es la que nos permite revelar nuestra luz.

V.G.

Si te gustó este post te invito a que lo compartas 🙂

Destacada

¿Vives tus relaciones desde la abundancia o la escasez?

Me animé a escribir esta entrada en el blog porque muchas veces relacionamos los términos escasez o abundancia sólo con lo económico y creo que estos términos van más allá de del dinero.

¿Te has puesto a pensar cómo vives tus relaciones? ¿Las relaciones que mantienes con los demás te suman o te restan?

Cuántas veces nos relacionamos desde la escasez sin ser conscientes de ello…me explico…. Creo que todos los seres humanos pasamos por distintas relaciones y cada una nos enseña algo y nos deja un aprendizaje y llega un punto en que (si hemos aprendido la lección) podemos ser más consciente de lo que queremos, de lo que nos gusta o no nos gusta y de lo que ya no estamos dispuestos a permitir.

Desde este lugar, es que me puse a reflexionar en cómo muchas veces me relacioné con el otro desde la escasez, esperando o poniendo mi felicidad en otras manos que no eran las mías. Cuántas veces estuve dispuesta a seguir manteniendo una relación con alguien que no estaba emocionalmente disponible para mí o que en el fondo yo sabía que esa persona no me convenía. ¿Les ha pasado?

Cuando tomé consciencia de que estaba viviendo mis relaciones desde la escasez fue como si se me cayera una venda de los ojos.

Cuántas veces nos quejamos de nuestra pareja, amante, amigos, familia, etc., cuando somos nosotros los únicos responsables de las relaciones que estamos viviendo.

Para mí, vivir mis relaciones desde la “abundancia”, es relacionarme con personas que me sumen, que estén disponibles física y emocionalmente para acompañarme, que se alegren por mis logros, que validen mi libertad, que estén en las buenas y en las malas y sobre todo, que exista una base de confianza y compresión que sea mutua.

Vivir mis relaciones desde este lugar, es conectarme con el amor que me merezco y no permitir nada menos.

Deseo que éste 2019 vivas tus relaciones desde la abundancia y que no te conformes con menos y que también te atrevas a ser una persona que da lo mejor de sí misma, sin miedos, sin ego y siempre desde el amor.

V.G.

Si te gustó este post, ¡te invito a que lo compartas!

Destacada

Permite Que El Amor Te Transforme

El amor es una energía pura, libre, sanadora. El amor no nos causa dolor, lo que nos causa dolor es el apego, es el querer retener a la fuente que juzgamos nos lo da.

Cuando perdemos a un ser querido, terminamos una relación de pareja o nos alejamos de alguna situación que creemos que es la única desde donde vamos a recibir amor; cortamos el flujo de esta energía maravillosa. Estamos tan enfocados pensando en el amor que “perdimos” que nos volvemos ciegos a otras fuentes desde donde también podemos recibir amor.

Muchas veces sucede que nos conectamos con el amor desde la escasez, como si esa energía fuera finita y no lo es. El amor es una energía infinita que trasciende este mundo.

Otras, no nos permitirnos sentirlo, por miedo a luego perderlo; y sin darnos cuenta nos privamos de sentir una de las energías más bonitas de este mundo.

No le tengas miedo al amor, no temas perderlo, no temas sentirlo, permite que pase por ti y te trasforme, deja fluya por cada ámbito de tu vida y a través de diferentes fuentes.

Este post lo escribí con mucho amor para ustedes.

V.G.

(Si te gustó este post, te invito a que lo compartas.)

Destacada

Lo Que Crees Lo Creas

¿Cuántas veces has escuchado las frases “lo que crees lo creas” o “eres lo que piensas”? ¿Realmente te has puesto a pensar en su significado? ¿Te has detenido a reflexionar la importancia de su mensaje?

Nuestros pensamientos, así como nuestras creencias, juegan un papel muy importante en nuestras vidas. Y es que finalmente terminamos siendo lo que pensamos, lo que nos decimos todos los días, lo que elegimos creer. 

Todos los días y a todo momento estamos creando juicios respecto a algo, juzgamos personas, situaciones y hasta a nosotros mismos; pero eso no significa que lo que pensamos respecto a algo sea una verdad. El problema aparece cuando justamente vivimos pensando en que todo lo que nos decimos, es una verdad absoluta.

¿Qué es eso que dices de ti? ¿Eso que piensas te está abriendo o cerrando posibilidades?

Tomar conciencia de nuestros pensamientos nos permtirá elegirlos correctamente , de manera que lo que pensemos nos impulse, en vez de que nos limite.

Les cuento que, hasta hace algunos años, yo pensaba que ser fuerte era sinónimo de no llorar, de no sentir tristeza, de no sentir dolor y me jactaba de ser una persona “positiva”, que se secaba las lágrimas y seguía hacia delante, pensando en que no valía la pena perder ni un minuto en estar “mal”. Y viviendo desde esa creencia (que para mí era una verdad) me perdía de conectarme con mi tristeza, con mi dolor, con eso que estaba perdiendo y que me importaba cuidar. Me perdía de conectarme con otros, de dejarme acoger, sostener, acompañar. Me perdía de validar lo que sentía, me perdía de mí.

Mi invitación es a prestes atención a tus pensamientos y creencias. Muchas veces, estos no nos permiten vivir una vida libre, feliz y de bienestar. Nosotros mismos nos encerramos en jaulas y cerramos la puerta y nos pasamos la vida esperando que otros nos la abran, nos liberen, sin darnos cuenta que sólo nosotros podemos salir de ellas.

Muchas de nuestras creencias solemos heredarlas de nuestros padres, de nuestros abuelos, de nuestras familias y hasta de nuestra sociedad. Es por eso que a veces se nos hace muy difícil desafiarlas o cuestionarlas, pero finalmente es nuestra elección; podemos elegir seguir creyendo en ellas o crear nuevas formas de pensar para habitar otra realidad, una realidad que sí nos traiga mayor felicidad y bienestar a nuestras vidas.

¿Cuántas veces dejaste algo a medias o ni siquiera lo empezaste a hacer porque tenías claro desde el principio que no podrías? ¿Cuántas veces dejaste pasar una oportunidad porque no te sentías capaz o suficiente? Esto ocurre porque eliges esa forma de pensar, porque crees que es una verdad que no eres capaz o suficiente.

Nuestras creencias, a veces disfrazadas de verdades absolutas, limitan nuestro aprendizaje y nuestro verdadero potencial.

Así que te invito a empezar a ser responsable de tus propias interpretaciones de la realidad y a empezar a abrirte a nuevas posibilidades de pensamiento que te permitan generar resultados satisfactorios para vivir la vida que tú quieres.

Si te gustaría que te acompañe, a través se sesiones de coaching, en el proceso de desafiar tus creencias y generar una nueva realidad y mayor bienestar en tu vida, escríbeme y ¡conversamos!

Un abrazo!

Venus G.

Si te gustó este post, te invito a que lo compartas. ¡Gracias!

Destacada

Cuando Conectas Con Tu Grandeza

Hoy escribo este post conectada con la gratitud, el asombro y la grandeza.

Agradezco profundamente a la vida, por poner en mi camino a grandes maestros. Y en esta oportunidad, quiero mencionar a uno de ellos: mis coachees, a quienes quiero agradecer con todo mi corazón por permitirme acompañarlos en sus aprendizajes, en sus darse cuenta, porque finalmente son ellos mi fuente de inspiración y conexión del amor por lo que hago.

Hoy, luego de tener dos sesiones de coaching, me quedé reflexionando en la importancia del reconocer nuestra suficiencia y nuestra grandeza desde lo más profundo de nuestra alma. Porque cuando hablo de grandeza no hablo desde el ego, sino del ser perfecto que somos…

Aquí comparto con ustedes mis reflexiones:

Si cada uno de nosotros se conectara con su grandeza y suficiencia, no habría violencia, porque ya no habría la necesidad de venganza, no habría un sentimiento de querer castigar al otro por algo que no nos parece o por algo que “nos hicieron”, porque ya no entraríamos en el papel de víctima. Nos daríamos cuenta de que somos responsables y protagonistas de nuestra vida, y desde ese lugar, no hay espacio para “culpar al otro” de lo que nos pasa.

Si cada uno se conectara con su grandeza y suficiencia, seríamos más solidarios los unos con los otros porque ya no habría miedo a que el otro sepa más que yo, o sea mejor que yo, porque nos sabríamos suficientes y nos conectaríamos con la humildad de saber que somos aprendices de paso en esta vida y que cada uno tiene algo que aportar a este mundo.

Si cada uno se conectara con su grandeza y suficiencia, no existiría la envidia, porque seríamos consientes de nuestra propia belleza, de nuestros dones, de nuestras únicas y particulares cualidades.

Si cada uno se conectara con su grandeza y suficiencia, no habría egoísmo, porque ya no nos conectaríamos desde la escasez, sino desde el saber que la unión hace la fuerza y al estar bien uno podemos estar bien todos.

Si cada uno se conectara con su grandeza y suficiencia, seríamos más compasivos, más tolerantes, más amables los unos con los otros. Generaríamos un espacio para que el otro aparezca, con sus luces y sus sombras, reconociendo los dones de nuestra propia imperfección.

Si cada uno se conectara con su grandeza y suficiencia cambiaríamos el mundo.

Así que mi invitación es a que nos conectemos con nuestro SER grande y suficiente y que acompañemos a otros a conectarse también con ese lugar…y así, poquito a poco, el mundo empezará a cambiar.

V.G.

Si te gustó este post te invito a que lo compartas.

Destacada

Honra El Tiempo Que Toman Tus Sueños

¡Feliz inicio de mes! Empiezo mayo con este post que tenía muchas ganas de compartir con ustedes.

Creo que no sería poco realista asumir que todos soñamos, que tenemos metas y anhelos que deseamos alcanzar y la pregunta que me resuena en la cabeza es ¿Cuántos sueños abandonamos por el hecho de no ver resultados inmediatos?

Desde que descubrí el mundo del coaching ontológico, empecé a darle más espacio a las preguntas en vez de buscar respuestas inmediatas, empecé a habitar mis emociones sin querer huir de ellas, y lo más importante, es que me volví consciente de muchas cosas que debía desaprender. Y una de ellas tenía que ver con mi ritmo, con el tiempo.

Descubrí que mi frustración, agotamiento y hasta desesperación, muchas veces venía de no ver los resultados de lo que me proponía inmediatamente.

¿Alguien más por aquí que se sienta o se haya sentido así?

Y creo que parte de esas ganas de tenerlo todo claro, inmediato, rápido, tiene que ver también con el tiempo en el que vivimos, en donde estamos siendo constantemente bombardeados con imágenes de personas “exitosas”, “felices”, “con vidas extraordinarias”, etc.

Y no me mal entiendan, no tengo nada en contra de esas personas, o de estos tiempos, sin embargo, mi cuestionamiento tiene que ver en cómo nos sentimos nosotros respecto a eso.

Alguna vez se han preguntado ¿cuánto se permiten reconocer sus logros? Y es que a veces nos podemos perder cuando nos empezamos a comparar con el “otro”.

Cada uno tiene su propio camino y sus tiempos y lo que he aprendido es a disfrutar y confiar en el mío. Ahora estoy más atenta y disfruto más el proceso de alcanzar mis sueños. Me permito dejarme sorprender por las sincronías de la vida; y es que cuando menos te enfocas en la presión de llegar a la meta, te permites observar, conectar y re-conocer a otros que también caminan contigo. Y cuando eso pasa, te das cuenta de que tu meta no es sólo tuya, sino que también es compartida y que no estas solo, hay más personas como tú con las mismas ganas, con los mismos sueños y es ahí donde la magia aparece, de la unión de esos mundos, de esos caminos.

Así que mis queridos, mi invitación es a que honren y disfruten el tiempo que necesitan sus sueños para volverse realidad, porque es justamente en ese tiempo donde verdaderamente aparecen las posibilidades, las oportunidades y las ganas de soñar cada vez más y más grande.

V.

Si te gustó, te invito a que lo compartas 🙂

Venus Goyzueta
Coach Ontológica
 

Imágenes integradas 1 

Destacada

Se Amable Con Lo Que Sientes

Hoy escribo este post con mis emociones a flor de piel, dejándolas fluir, validándolas y permitiéndome sentirlas. Y es desde este lugar que quiero compartir con ustedes esto que aprendí: “A ser amable con mis emociones.”

Pero ¿qué significa?

Para mí, ser amable con mis emociones es permitir sentirme como me siento, sin querer negarlas o callarlas, sin buscar desesperadamente sentirme mejor, sin querer escapar de esa incomodidad, de ese fastidio, de esas ganas locas de volver a buscar mi equilibrio, evitando escuchar el mensaje que me traen.

Aprendí la importancia de no luchar contra ellas, al contrario, hoy creo que cuanto más consciente y conectada estoy con lo que siento, me es más fácil reconocerlas y aceptarlas y también entender el por qué me siento así.

¿Cuántas veces han sentido miedo, rabia, frustración, decepción, etc. y lo primero que se les ha pasado por la cabeza es querer dejar de sentir esa incomodidad? ¿O cuántas veces han sentido amor, ternura, alegría y les ha dado miedo estrenar nuevos sentimientos?

Seamos amables con lo que sentimos, seamos compasivos con nosotros mismos, no tengamos miedo a sentirnos vulnerables, al final es nuestra vulnerabilidad la que nos permite conectarnos con lo que nos importa y también con los demás.

Tratándote con cariño vas a permitirte sentir lo que sientes sin juzgarte, sin etiquetar si una emoción es buena o mala, simplemente sintiéndola y dándote cuenta qué es lo que realmente gatilló esa emoción en ti. Te va a permitir ser más asertivo y menos impulsivo y te va a permitir relacionarte mejor contigo mismo y con los demás.

Aquí te comparto algunos ejemplos de cuándo puedes ser amable contigo mismo:

  • Cuando te venga un juicio hacia ti mismo, se amable contigo.
  • Cuando sientas una tensión en tu cuerpo, se amable con él y ¡agradecido! (recuerda que está trabajando las 24 h. para ti)
  • Cuando te vengan pensamientos desagradables, se amable contigo.
  • Cuando estés emocionalmente alterado, se amable contigo mismo.
  • Cuando amanezcas un día con baja autoestima…se mucho más amable contigo.

Ser amable con uno mismo es parte de amarnos, cuidarnos y de permitirnos SER.

Si te gustó este artículo te invito a compartirlo.

V.

Destacada

No Calles Lo Que Sientes

¡Hola! ¿Cómo han estado?

Quiero contarles que estuve reflexionando mucho sobre la importancia de decir lo que nos pasa y cómo nuestro bienestar está directamente relacionado con el permitirnos hablar de lo que nos importa, de lo que sentimos.

¿Les ha pasado que en algunas ocasiones no dicen lo que piensan? ¿Se han quedado callados por miedo a la reacción de la otra persona o por pensar que podrían incomodar o angustiar a los demás? Entonces… ¿para qué sentimos si no vamos a poder expresarnos?

Nos callamos por miedo a la reacción de los demás, por temor a mostrar lo que sentimos, pero al final los que nos sentimos mal somos nosotros.”

A veces, el pensar en las consecuencias que puede tener lo que digamos, nos lleva a callar y empezamos a guardarnos todo para nosotros mismos y con esto lo único que conseguimos es abrirle la puerta a la frustración, el rencor, el miedo, etc.

Es importante sacar fuera aquello que llevamos dentro; la palabra nos permite sanar, liberarnos de todas esas conversaciones internas en las cuales estamos asumiendo una realidad que no existe.

A través del diálogo, nos relacionamos, generamos vínculos. Si no hablamos de lo que sentimos ¿cómo esperamos que la otra persona se entere de lo que nos pasa? ¿Cómo podemos sentirnos amados, acompañados, cuidados, si no nos permitimos compartir con el otro eso que nos está pasando?

En la vida aprendí que cuando realmente hablas desde el corazón, conectándote con tu vulnerabilidad y con lo que es importante para ti, aparece la calma, apareces tú con toda tu presencia, aparecen las posibilidades, se alivia el dolor y nuevos caminos se abren en tu vida.

Decir lo que sientes te hará sentirte liberado y dueño de tu vida.

Así que la próxima vez no dudes en hablar, puede que la solución esté a una palabra de distancia.

¡Feliz inicio de mes!

Si te gustó este artículo, ¡te invito a compartirlo!

V.

 

 

Destacada

Un Cuento Sufí (Sabiduría Del Alma)

¡Hola! Quería compartir con ustedes un cuento Sufí que me llegó a través de una de esas personas especiales que te regala la vida (Gracias Ani ).

Me parece una metáfora hermosa que nos invita a reflexionar respecto a cuánto nos cargamos al no soltar…

“LA BOLSA DE PAPAS”

Un maestro, le pide a sus alumnos, que ese día lleven a clases una bolsa de plástico y patatas. Tantas patatas, como problemas no resueltos tengan con la gente (amigos, familia, conocidos, todos)

Una vez en el aula, les hace escribir el nombre de la persona con quien tienen el problema,( o tuvieron, pero sigue sin resolver en sus mentes), en cada patata. Luego, todas las patatas van a la bolsa de plástico, y de ahí a la mochila. ¡Algunos cargaban con bolsas realmente grandes!

La premisa marcada por el maestro, era “cargar” la mochila todo el día, a todas horas, y todos los días sin excepción, durante el tiempo que necesitaran para concluir esos problemas.

Con el paso de los días, el calor, la bolsa cerrada … las patatas comenzaron a deteriorarse, a pudrirse y oler mal. El peso de cargarlas a diario, de no olvidarlas en ningún momento, hacía que tuvieran que poner toda su atención en la mochila y dejaran de lado asuntos mucho más importantes, dejaran de ver las cosas bonitas que la vida les deparaba cada día.

Finalmente el maestro reunió otra vez a sus alumnos, con sus mochilas y sus bolsas de patatas podridas. El aula olía realmente mal. Las caras de los alumnos no eran buenas, ninguno tenía ganas de sonreír, estaban muy ocupados tapándose la nariz para no respirar el tufillo que emanaba de sus espaldas.

El maestro, les hizo las siguientes preguntas:

– ¿Ha sido duro?
– A que huele realmente mal. ¿No es insoportable el olor?
– ¿Ha resultado pesado cargar la mochila a todas horas?

Bien, pues eso es lo que hacemos a diario, cuando no perdonamos, cuando nos llenamos de resentimiento. Cada patata es un perdón NO concedido, un sentimiento de venganza que cargamos a nuestras espaldas, a diario.

Te has puesto a pensar ¿En cuáles relaciones sientes que cargas con una mochila que ya empieza a oler?, ¿Qué ganas cargando el resentimiento allí donde vas? o ¿Qué precio pagas a diario por no haber perdonado?

Si quieres aligerar esa mochila que llevas a tus espaldas y no sabes ¿cómo? te acompaño a descubrirlo juntos a través de sesiones de coaching. Te invito a que me escribas y agendes una sesión.

¡Feliz inicio de mes!

V.

Destacada

No Pongas Tu Vida En Pausa

¡Hola! ¿Cómo han estado? Con este post inicio el año (en el BLOG) queriendo compartir con ustedes algo en lo que estuve reflexionando.

Hace unos días mientras tomaba un café con un amigo que no veía hace muchos años, empezamos a hablar de la vida y de las situaciones que se nos presentan a lo largo de ésta, las cuales nos llevan a tener que tomar decisiones que finalmente se resumen en 2 únicas posibilidades: Sí y No.

Y aunque suene obvio, muchas veces pasa que nos quedamos atrapados en una especie de “limbo” pensando en quizás, tal vez, hubiera, no lo sé, puede ser… y la lista podría seguir y seguir.

El miedo nos invade y junto con esta emoción aparece la inseguridad, duda o confusión y lo único que conseguimos es poner nuestra vida en pausa, dejando de vivir experiencias que nos pueden enriquecer…dejando de lado nuestros sueños y hasta perdiéndonos la oportunidad de conocer a personas maravillosas.

¿Te has puesto a pensar cuántas cosas te has perdido por miedo a tomar una decisión? ¿Por bajar el volumen a tu voz interior y dejarte atrapar por el miedo?

Todas estas reflexiones me trajeron a la mente una frase que leí hace poco en uno de mis libros favoritos:

“Dios mío, líbrame de las medias tintas, de los “no puedo”, de los “no sé”, de los “quizás” (del libro Morgana de Hania Czajkowski)

Y creo que hoy más que nunca tengo esta frase muy presente en mi vida. Por que sí, la vida es una y es muy corta y quiero vivirla, disfrutarla y aprovecharla sin miedos, sin juicios, escuchándome y guiándome por lo que me hace vibrar el alma.

Así que los invito a reflexionar en esto, en éstas 2 únicas posibilidades que finalmente existen a la hora de tomar decisiones. Si y No.

Y como todo en esta vida, ambas respuestas también tienen costos. Dependerá de cada uno elegir qué queremos dejar para seguir avanzando o si elegimos quedarnos en la zona de confort perdiéndonos de hermosas oportunidades, aprendizajes y experiencias.

Deseo que este año te permitas ser valiente, que abraces tu vida haciéndote responsable de ella y de tu felicidad, que por ningún motivo la pongas en pausa y que finalmente te permitas SER.

Feliz 2018.

V.

Destacada

Perdernos Para Encontrarnos

Y de repente la vida te dice para… y te quita todo lo que ya no necesitas y te sientes rara… tu cuerpo no reconoce la pausa, tu mente busca estar ocupada y ahí te das cuenta de la mágica oportunidad que te da la vida para empezar de cero y… encontrarte.

Empiezo este post con esta frase que me nació del alma y que me sirvió de inspiración para lo que quiero compartir hoy con ustedes.

Estoy segura de que a muchos les ha pasado sentirse perdidos en algún momento de sus vidas, luego de enfrentarse a situaciones las cuales han considerado injustas, dolorosas, amargas, tristes, etc. Situaciones en las cuales, el rumbo de la vida cambia drásticamente y se pierde el norte.

Y es que la vida es así, caótica por definición y muchas veces hay que aceptar las experiencias que nos toca vivir y entender que todo es aprendizaje. Pero entender esto sólo se logra cuando sabemos encontrar un sentido en ellas. Y ¿cómo lo hacemos? Hay una pregunta que nos puede ayudar a encontrarlo: Pregúntate ¿Para qué me pasa esto?

Cuando nos hacemos esta pregunta, podemos reflexionar en el aprendizaje que nos trae la experiencia en vez de caer en el papel de víctimas y quedarnos pegados en emociones que sólo nos agobian; como la rabia, el miedo, la frustración, etc. Encontrar el sentido a lo que nos pasa, nos permite ver la experiencia como una oportunidad de crecimiento.

Si caemos en el papel de víctimas, lo más probable es que surja la pregunta ¿Por qué me pasa esto? Y comencemos a observar la experiencia vivida juzgándola y juzgando a las personas implicadas.

No podemos controlar siempre lo que va a dejarnos a la deriva, sin embargo, aceptar perdernos, es soltar lo que no controlamos…. Perdernos no tiene nada de negativo, al contrario; es darnos permiso a nosotros mismos a superar creencias y/o juicios que obstaculizan muy a menudo nuestro recorrido. Es confiar en la vida sin gastar toda nuestra energía en nadar contra la corriente. Hay veces que perder la dirección nos permite encontrar un nuevo equilibrio, una mayor estabilidad.

Hay otro factor relevante y que juega un papel importante en ésta experiencia de perdernos para encontranos y es el perdón. Perdonar es parte del encontrarnos, hay que saber perdonar y sobre todo perdonarnos. Perdonar es agradecer por la experiencia y nos permite mirarla con compasión hacia nosotros y hacia los demás.

Cada experiencia que vivimos es única, ahí reside su belleza. Y cada una, tiene como objetivo enseñarlos algo para que finalmente podamos reconocer todo nuestro potencial y revelar nuestra luz.

V.

Si te gustó te invito a que lo compartas…gracias!

 

 

 

 

 

 

Destacada

Beneficios de usar Incienso

¡Hola! ¿Cómo han estado? No quería dejar de compartir con ustedes una de mis prácticas favoritas para limpiar la energía de los espacios que habito (tanto mi casa, como oficina) y es el uso de inciensos.

Todo lo que nos rodea es energía, y ésta a su vez se puede percibir desde diferentes niveles de vibración. ¿No les ha pasado que entran a algún lugar y se sienten tensos, agobiados o incómodos? Basta con salir de aquel lugar para que aquella sensación incómoda desaparezca. Mientras que hay sitios en donde uno se siente cómodo, en paz y contento.

Cuando nos pasa lo primero, hablamos de un lugar que “está cargado”; mientras que en el segundo caso, nos referimos a un “ambiente agradable, armonioso”. Estas percepciones extra-sensoriales se deben a la #energía. Las personas somos eso; energía y cada uno de los sentimientos o emociones que experimentamos a diario – favorables o no – la irradian.

Existen varios métodos para limpiar los ambientes cargados y deshacernos de esa “mala vibra”. Una de esas formas es el uso del incienso.

Aquí les comparto algunos de mis aromas favoritos y sus propiedades:

Eucalipto: Este aroma es relajante, refrescante, clarifica el espacio y lo optimiza. Alivia todo tipo de alergias y estimula la fortaleza física y mental, especialmente la agudeza y el ingenio. Además, su potencial balsámico ayuda a fortalecer la salud gracias a sus propiedades antisépticas.

Sándalo: Su aroma es dulce, floral y exótico. Permite armonizar los espacios y facilita la meditación y la paz espiritual a las personas que los concurren. Relaja el cuerpo y tranquiliza la mente, otorgando suerte y fortuna.

Incienso Natural: Es revitalizante, despeja la mente, la clarifica, relajante ideal en la meditación y además es un gran estabilizador emocional.

Jazmín: desarrolla la concentración y la inspiración. Es relajante, equilibra las emociones, mejora el estado de ánimo y refuerza el optimismo.

El simple hecho de encender un incienso puede cambiar la atmósfera de un espacio en pocos minutos porque los aromas despiertan en cada uno de nosotros emociones particulares y únicas.

Elige el que más te guste y pásalo por todas la habitaciones de tu casa, luego abre las ventanas para que el aire circule y las energías se muevan. El resultado: un ambiente más agradable, perfumado y liviano.

¡Te invito a probarlo!

V.

 

 

Tablero de intenciones: Una guía para descubrir qué hay detrás de tus deseos

El martes 18 de agosto tendremos #LunaNueva  y es un buen momento para que intencionemos con claridad lo que realmente desea nuestra alma.

Sí has estado trabajando en ti, éste es el momento que debes aprovechar para plasmar con claridad tus deseos. ¿Qué es lo que te motiva? ¿Cuál es tu propósito? Estas preguntas te pueden ayudar a enfocarte en lo que te hace realmente feliz.

Hace ya un tiempo que vengo realizando cada #LunaNueva, mis tableros de intenciones; y les voy a ser sincera….me ha funcionado y me parece increíble porque cada #LunaNueva reviso el anterior antes de hacer el nuevo y me doy cuenta que efectivamente mis intenciones se están materializando.

Pero antes continuar quiero hacerte una pregunta: ¿Te has puesto a pensar cuál es la verdadera intención detrás de todo lo que haces? ¿Te has preguntado para qué lo haces? ¡Ojo! Muchas veces sabemos el porqué de lo que hacemos pero no reflexionamos en el para qué.

Reflexionar en el para qué nos permite ir más allá de las explicaciones, nos ayuda a descubrir nuevas posibilidades y propósitos que antes no veíamos y también a reflexionar sobre las intenciones que están detrás de nuestros actos.

Estas preguntas son válidas también para enfocar tus deseos, pregúntate ¿para qué deseo esto? y ¿desde dónde estoy pidiendo que se cumplan? Estas preguntas te pueden ayudar a descubrir si estás deseando que alguien venga y cumpla tus deseos o si te estás haciendo responsable de ellos.

Para descubrir tus verdaderos deseos y qué intención hay detrás, te invito a realizar éste ejercicio:

Haz una lista de al menos 10 deseos y después que los tengas claros ¡justifícalos! – Haz la pregunta ¿para qué deseo esto?- Así podrás descubrir qué es en realidad lo que deseas para ti.

Una vez que ya lo tengas claro pasemos a la parte del ritual.

Para ello vas a necesitar lo siguiente:

  • Colores
  • Revistas viejas (que puedas cortar)
  • 1 Tijera
  • 1 Goma
  • 1 Cartulina blanca o de color
  • Stickers (opcional)
  • Tu música favorita
  • 1 Vela de tu color favorito

El tablero de intenciones (según el ritual) puedes hacerlo 8 horas antes, durante o después de la #LunaNueva. Te recomiendo encontrar un espacio y lugar en donde puedas estar tranquila y no te interrumpan. Date permiso para estar contigo y tus deseos por al menos algunos minutos.

Cuando ya hayas encontrado el espacio y el lugar, pon tu música favorita y enciende la vela (si tiene aroma mejor). Luego vuelve a revisar tu lista y conéctate con cada uno de tus deseos.

Utiliza las revistas para buscar imágenes y textos que te llamen la atención y estén conectados con lo que quieres manifestar. Recorta lo que te guste y comienza a hacer un collage pegando las imágenes o textos en la cartulina.  Puedes escribir en la cartulina tus deseos uno por uno e ir decorándolos. Libera tu creatividad diseña tu tablero de la manera que más te guste.

Una vez que ya lo tengas listo y estés contenta con tu obra maestra, obsérvalo detenidamente y conéctate con casa una de las imágenes que elegiste y con lo que deseas manifestar, siéntelo, respíralo e intégralo en tu ser, como si ya lo tuvieras. Luego agradece y guarda tu tablero hasta la próxima #LunaNueva.

Feliz #LunaNueva y las mejores energías para ustedes.

Si te gustó, te invito a compartirlo.

Venus G.

Taller Virtual: “Conecta con tu bruja interior”.

¿Estás lista para descubrir tu magia y poder personal?
Si es así, quiero invitarte a vivir una experiencia en donde aprenderás a activar tu “bruja interior” y a utilizar tus “poderes” para tu mayor bienestar.

En este taller aprenderás a conectar con:

TU ALMA
La presencia que habita en ti, el YO SOY, está constante comunicación contigo. Es tu guía, tu brújula y puedes acceder a ella a través de tu conexión con la intuición.

TU AMOR
El amor propio es tu salvavidas. Permitir que fluya a través de ti como si fuera tu único trabajo, revolucionará tu mundo.

TU PODER
La vida no te está sucediendo, está sucediendo a través de ti. Cuando aceptas esto profundamente, te conviertes en protagonista y tu vida cambia.

Si te gustaría participar de este evento, registrate aquí: https://bit.ly/2BsR1Up

Fecha: sábado 20 de junio
Hora: 9am (hora Perú)
Duración: 3 horas

Inversión:
Perú: S/.100.00 soles
Extranjero: USD$ 33.00 dólares

Un abrazo grande 🤗

A %d blogueros les gusta esto: